Sonic The Hedgehog

Sonic The Hedgehog

SEGA consiguió un éxito impresionante en los 80 y 90 gracias a sus consolas caseras y a una saga en especial, la de su icónico erizo Sonic. El  personaje gustó tanto que prácticamente se convirtió en el estandarte de la firma, al igual que Mario lo era en Nintendo. Han aparecido decenas de variantes protagonizadas por Sonic, pero los jugadores siempre tendrán especial cariño a la primera versión del juego, la original y más brillante, un plataformas frenético que ahora llega en su versión optimizada para terminales móviles, tratando de atraer a una nueva generación.

A FAVOR

  • La jugabilidad es magnífica décadas después
  • Adaptación muy fiel a la original
  • Juego trepidante y nostálgico

EN CONTRA

  • Algo caro en comparación con otros títulos similares

Un juego que no necesita presentación

Al igual que Mario, Sonic es ya parte de la cultura popular en todo el mundo, por lo que sus juegos son de sobra conocidos. Desde luego no necesita presentación, pero aún así, al tratarse de una versión para móviles, podríamos pensar que ha habido cualquier cambio o variación con respecto al original. La gente de SEGA se ha encargado mismamente de llevar a cabo la traslación de su mítico juego a las plataformas móviles, manteniendo el original intacto, aunque adaptándolo, por supuesto, a los nuevos terminales. Encontraremos el mismo juego, con la misma música y los mismos niveles, aunque algunos extras interesantes…

Nuevos personajes para darle otra perspectiva al juego

Entre los añadidos a esta nueva versión para terminales móviles encontramos el poder jugar al juego original con personajes diferentes, que aparecerían posteriormente en la saga, como Knuckles o Tails, con habilidades únicas y diferentes entre ellos, que nos permitirán llegar a zonas nuevas de los escenarios o pasarlos de una manera muy diferente. Es una buena opción también el nuevo modo Contrarreloj, en el que tendremos que ser muy rápidos y poner a prueba nuestra pericia y reflejos para cumplir los objetivos en el tiempo marcado por cada nivel.

Buena jugabilidad… si tenemos un mando

El juego viene adaptado para teléfonos y tablets, lo cual quiere decir que los controles habituales desaparecen en pos de los controles virtuales sobre la pantalla, lo cual ya de entrada suele resultar un poco molesto. Por suerte, Sonic es un juego “simple” en cuanto a jugabilidad, y podemos hacernos más o menos con los controles sin muchos problemas. Eso sí, la jugabilidad será mucho más entretenida y auténtica si contamos con un mando compatible con nuestro terminal y podemos jugar a Sonic con él. Además, los más talluditos rememorarán así tantas partidas en la SEGA.

Retrogaming, para lo bueno y para lo malo

Está claro que la nostalgia vende, y lo podemos comprobar con el lanzamiento de este tipo de títulos. En SEGA lo saben y han apostado por dejar intacto un título que tuvo un éxito descomunal en décadas pasadas… y lo puede tener en esta también, aunque habrá quien se queje de los gráficos, por ejemplo. Acostumbrados a otro tipo de juegos más modernos, está claro que el mantener los gráficos originales de Sonic puede resultar un poco decepcionante para ciertos jugadores, sobre todo más jóvenes… Algo que sin embargo, encantará a todo el que tuvo ocasión de probar el juego ya en las consolas hace tiempo.



¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (30 votos, promedio: 4,33 de 5)